Me paré, y me detuve; cuando el oso me miró y gruñó. Mientras estaba allí, él tomó un par de pasos hacia mí, probablemente buscando a su cachorro en estaba entre los arbustos.

Esta terrible situación comenzó cuando tomé una decisión el verano pasado. Decidí llevar mis habilidades de caminata al siguiente nivel en un viaje de excursión a Canadá. Había visto magnificas fotos del Parque Nacional de Waterton Lakes en el muro de Facebook de un amigo; así que lo elegí como mi destino. Mi amigo no tuvo la oportunidad de obtener tiempo libre en su trabajo para ir de excursión juntos, por lo que me dio el número de teléfono de su compañero de excursión. Convenientemente, su amigo trabajó en Waterton y le encantó la idea de ir conmigo, así que hicimos los arreglos necesarios para ir juntos.

Durante mi viaje de 13 horas hasta Canadá, este nuevo amigo me canceló nuestro viaje porque no pudo conseguir tiempo libre del trabajo. Y me enfrenté a un dilema. ¿Debo ignorar lo que me dijeron en los Scouts de nunca hacer una caminata solo o simplemente hacerlo porque ya estaba en Canadá? Me sentía joven e invencible, así que decidí hacerlo y caminar sin compañero. El viaje fue un circuito de 40 kilómetros, dos noches en el bosque en el territorio de osos. Yo no tenía gas pimienta para osos ni un compañero de excursión para hacer el suficiente ruido y para alejar a los osos. Yo sabía que Waterton es tierra de osos, pero opté por ignorar los peligros al caminar solo. Empezé el circuito en el norte, yendo para el sur.

el sendero
el sendero

Todo salió bien los dos primeros días, y pensé que había sobrevivido a cualquier posibilidad de ataque de osos. Pero no fue hasta el último día de mi caminata que me encontré cara a cara con el peligro. Yo estaba caminando y meditando, cuando oí un crujir en los arbustos a mi derecha. Así que mirando para averiguar si era un venado o un oso, no vi lo que estaba adelante de mí. A no más de 20 metros de distancia, vi a una gran mamá oso negro que se paró en medio del camino. Me paré, y me detuve, cuando el oso me miró y gruñó. El oso tomó un par de pasos hacia mí, probablemente buscado a su cachorro que estaba entre los arbustos.

 

En mi entrenamiento de Boy Scouts se me enseñó, que no debería de huir, pero poco a poco, tomé un par de pasos hacia atrás. Mientras lo hacía, me di cuenta que el oso no me estaba persiguiendo.

Milagrosamente, pude seguir dando pequeños pasos hacia atrás hasta que quedé fuera de la vista del oso. Comencé a hacer tanto ruido como pude y canté canciones al azar de los años 80 que vinieron a mi cabeza. Cuando por fin recuperé el coraje, continué caminando lentamente y pasé por donde el oso había estado. Un par de metros más adelante, me encontré con otro muchacho que estaba de caminata ese día. El vino caminando en sentido contrario cuando nos encontramos, pero una vez que se enteró de mi encuentro con el oso, regresamos juntos el resto del sendero. Por suerte, me encontré con ese nuevo compañero de caminata y todo terminó con seguridad para los dos.

Afortunadamente, sobreviví a la aventura, y mi excursión canadiense es un lindo recuerdo muy especial. Ese día aprendí varias lecciones, recordando lo que el escultismo me había enseñado todo este tiempo:

  1. Siempre hacer caminata con un compañero: Muchos encuentros de osos se pueden evitar caminando con un amigo y haciendo suficiente ruido hablando entre ustedes. Caminar con un amigo evitará muchas situaciones peligrosas, como hacerse daño y no tener a alguien para enviar ayuda.
  2. Llevar gas pimienta para osos cuando usted está en áreas pobladas por osos. El gas pimienta es más eficaz que un arma de fuego si un oso le persigue. El gas puede ser eficaz a distancias de hasta 30 pies.
  3. Siempre deben de tener un plan de con quién está caminando y qué senderos que van a tomar. Deje su plan por escrito con un contacto de emergencia como la estación local de guardabosques o un padre.

 

English Version: http://voiceofscouting.org/bear-encounter-survival-story 

SHARE
Tyler North
Is an Eagle Scout, an avid backpacker, and hunter. He's a Hispanic outreach specialist in his local council.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 − fifteen =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.